Mataron a sus hijos porque creen que el mundo está dominado por secta de pederastas - CaquetaRadio | Emisora Digital

Titulares:

Post Top Ad

Responsive Ads Here

lunes, marzo 18, 2019

Mataron a sus hijos porque creen que el mundo está dominado por secta de pederastas

María Gombau y su novio Gabriel Carvajal querían a sus hijos y se preocupaban mucho por ellos, eso dicen 6 personas consultadas, 2 de ellas muy cercanas a esta pareja, acusada de matar a sus 2 hijos, publica el diario local El País.

Las víctimas fueron identificadas como Amiel, de tres años y medio, y Rachel, que iba a cumplir seis meses. Y a pesar de todo ese amor que les demostraban, llevaban mucho tiempo creyendo en un complot mundial, señala el rotativo español.
La guardia civil de ese país encontró muertos y enterrados a los dos pequeños, muy cerca del pequeño apartamento donde vivían. Ayer (domingo), un juez decretó cárcel provisional mientras se hace el juicio y negó el derecho a fianza para salir de la prisión, mientras trascurre el proceso, explica El País.
La policía llegó al lugar de los hechos luego de que fue alertada por los vecinos de la zona, que dijeron escuchar gritos y una fuerte discusión entre la pareja. Incluso María Gombau, dicen, había salido de su hogar corriendo desnuda, detalla el mismo medio.
Esta mujer estaba en tratamiento psiquiátrico desde 2017 y sus amigas explican que su “paranoia” era cada vez peor, hasta “mezclada con teorías místicas sobre la existencia de vidas anteriores”. Gombau y Carvajal, desde hacía tiempo, hablaban de que el mundo estaba dominado por una secta de pederastas, indica El País.
El padre declaró que, al matarlos, la mujer esperaba que los niños reencarnaran en ella y esto demostró el “brote psicótico” que generó el consumo regular de drogas psicotrópicas, especialmente marihuana.

María Gombau
María Gombau fue detenida en 2011 por protestar a las puertas de las Cortes Valencianas / EFE

“A principios de febrero empezaron a decir que todo el mundo formaba parte de esa secta y que los perseguían. Los maestros del colegio de Amiel, la gente del pueblo… dudaban hasta de la madre de María y de sus amigos”, afirma a El País una amiga de la pareja.
Llegaron a pasar varias noches en vela, en turnos, haciendo guardia para evitar que la supuesta secta entrara en casa por la noche y se llevara a sus hijos, finaliza el diario español.

No hay comentarios:

Publicar un comentario