Semana revela nuevo escándalo de presunta corrupción en las FF.MM. - CaquetaRadio | Emisora Digital

Titulares:

Post Top Ad

Responsive Ads Here

domingo, julio 07, 2019

Semana revela nuevo escándalo de presunta corrupción en las FF.MM.

En su última edición, la Revista Semana hizo graves denuncias en contra de la cúpula militar. En primer lugar, reveló algunos de los polémicos formatos implementados por el comandante del Ejército, general Nicacio Martínez, hechos de puño y letra por algunos generales que prometían duplicar sus resultados.

Además, revelaron acusaciones que reposan en la Fiscalía y en la Procuraduría sobre corrupción y sobre cómo, supuestamente, se feriaban los recursos de la institución algunos altos mandos.
Esto, según lo denuncia la revista, ha desatado toda una “cacería entre militares”, con el único objetivo de encontrar a quiénes están filtrando información sobre las irregularidades. Incluso, aseguran que el general Eduardo Quirós, cabeza del comando de Apoyo de Contrainteligencia, dijo que quienes llevaran a los filtradores se les daría hasta $100 millones o seis meses de permiso.
Según la publicación, todas las denuncias sobre corrupción fueron puestas en conocimiento en la Inspección del Ejército cuando el encargado era el hoy comandante Nicacio Martínez y, a pesar de la gravedad de las mismas, nombró a los oficiales cuestionados en altos cargos.

Corrupción:
“Yo si lo voy a decir de frente, la voy a coger y le voy a decir: o usted me soluciona lo mío, ya que está endiosada, y me colocan en la Brigada 25 de aviación, donde supuestamente yo iba a estar, porque usted me hizo el cajón, o yo paso la baja, pero antes de irme de baja voy a salir en un noticiero contando todo, y digo qué es lo que usted quería hacer y qué era lo que estaba haciendo y qué hicimos para que mi general Martínez llegara (a ser comandante del Ejército), y qué es lo que busca realmente”, es uno de los audios que revela la revista en el que habla un coronel y un mayor del Ejército.
En la misma conversación hablan de una mujer llamada María Nohemy, conocida como ‘la mata Hari’ o ‘María de los guardias’, que se dedica, supuestamente, a la consecución de millonarios contratos para diferentes empresas “a cambio de jugosas comisiones para ella y sus amigos generales”. Según la publicación, entra como “Pedro por su casa” al Ejército.
El primer general con cuestionamientos puntuales por supuesta corrupción es Aldemo Fajardo, segundo comandante del Ejército. Algunas de las denuncias son de cuando era jefe del Comando de Educación y Doctrina del Ejército entre el 2016 y el 2017.
Según la revista, testimonios de sus subalternos en la Procuraduría y en la Fiscalía revelan cómo debían sacar dinero para los gastos personales de él y su familia, como viajes.
Hay un testimonio, por ejemplo, de uno de sus oficiales, en el que asegura tenía una presión constante para conseguirle. Alcanzó a darle entregas de 2.500 dólares, $1’500.000 y luego $40 y $50 millones que después debía “legalizar” como gastos para días especiales, como día de la familia, entre otros.

El segundo general cuestionado es Jorge Horacio Romero, jefe de apoyo integral. Algunas de las denuncias son de cuando fue comandante de la Cuarta Brigada con sede en Medellín. Según testimonios en los organismos de control, cobraba por la expedición de salvoconductos para el porte de armas. Permisos que, incluso, fueron entregados a miembros de la temida banda conocida como ‘La oficina de Envigado’. Por ejemplo, alias ‘Pichi’, de ‘La oficina’, tenía un arma legal, cuyo permiso fue expedido en Neiva.
Para soportar la acusación, Semana presenta apartes de denuncias que interpusieron en la Fiscalía y la Procuraduría un empresario antioqueño, un militar y un civil.
Al parecer, entre el 2015 y el 2017 hay cerca de $1.000 millones comprometidos y muchos contratos de los que se habría lucrado.
También, según las denuncias, se cobraban hasta $11 millones por los permisos para portar armas. El empresario dijo que fue citado por el general y que le dijo que él manejaría ese asunto personalmente.
Polémicos formatos para duplicar resultados
El comandante del Ejército, general Nicacio Martínez, está en el ojo del huracán desde mayo pasado cuando se conoció que había ordenado a sus hombres duplicar todos los resultados: capturas, desmovilizaciones y las bajas en combate.
Esas bajas fueron lo que hace 10 años provocaron los denominados falsos positivos, cerca de 2.500 personas inocentes presentados como guerrilleros muertos en combate.
Semana reveló algunos de los formatos firmados por altos oficiales del Ejército en los que se comprometieron a duplicar los resultados, incluidos las bajas.
El primer formato está diligenciado por el brigadier general Mauricio Moreno, comandante de la Segunda División, en el que se comprometió a pasar de 162 afectaciones contra el ELN en 2018 a 324 para el 2019.
El segundo formato es de la Fuerza de Tarea Vulcano, comandada por el brigadier general Diego Villegas, quien se comprometió a entregar durante el 2019 al menos 100 afectaciones de integrantes del ELN, 60 de Los Pelusos y 140 de grupos organizados. El doble de las reportadas en el 2018.
El tercer formato es del brigadier general Oscar Rey, comandante de la Brigada Quinta, con sede en Bucaramanga. Prometió pasar de 54 a 108 afectaciones al Clan del Golfo, y de 46 a 92 del ELN.
Finalmente, el cuarto formato que presentan pertenece al coronel Omar Zapata, comandante de la Primera Brigada, con sede en Tunja, quien se comprometió a llegar a 500 afectaciones de grupos de delincuencia organizada, cuando en el 2018 se reportaron 274.
Al escándalo se le suma el más reciente de alias ‘Gargola’, jefe de la banda criminal ‘La Constru’, de Putumayo, que tenía orden de captura y solicitud de extradición. Durante dos meses vivió en las casas fiscales del cantón norte del Ejército “protegido por un coronel activo”, hasta cuando fue capturado por la Fiscalía, según la publicación de Semana.
Blu Radio - Semana

No hay comentarios:

Publicar un comentario