GuidePedia

“Ejerzan su profesión con estilo cristiano, tratando a los clientes con amabilidad y cortesía. Ofreciéndoles siempre una buena palabra y ánimos, evitando ceder a la tentación del chismorreo que fácilmente sucede también en su contexto laboral. Todos lo sabemos”, remarcó el papa en esta audiencia.

El sucesor de Pedro pidió a los miembros de estas asociaciones, entre los que se encuentran peluqueros, barberos y esteticistas, que en su trabajo actúen siempre con rectitud siendo un aporte para la sociedad.

El papa Pablo VI proclamó patrón de los peluqueros en 1966 al peruano Martín de Porres, que en su juventud fue aprendiz de un barbero-cirujano, como recordó Francisco.
 
Top