GuidePedia

Cuatro médicos adscritos al hospital departamental San Rafael en Zarzal, norte del Valle, tomaron la decisión de renunciar denunciando que no tienen las garantías suficientes para atender a la ciudadanía.


Se trata de cuatro profesionales que aseguran que tampoco hay los suficientes elementos para poder salvarles la vida a las personas que los busquen en medio de la pandemia mundial que ya azota el departamento.
Según José David Bastidas, uno de los médicos que renunció, en la sala de aislamiento no hay camillas y solo tienen una bala de oxígeno.
“No hay trajes ni los elementos de protección para atender un caso grave. Además, hace falta ventiladores”, dijo Bastidas.
Entre los médicos que renunciaron a sus cargos están tres mujeres y un hombre que, aseguran, tomaron la decisión pensando también en sus familias.
Es importante mencionar que el pasado 24 de marzo los médicos grabaron un video donde le hacían requerimientos para poder atender a los pacientes.
En las imágenes se puede ver al médico Víctor Rengifo, quien aún permanece en el hospital, buscando que la gobernadora Clara Luz Roldán los atendiera.




“Solicitamos de manera comedida0 que nos escuche. Necesitamos medidas de protección y estamos hacinados”, sostuvo Rengifo.
“Vemos que en la pandemia vamos a tener una cantidad de personas que no vamos a tener donde ubicarlos”, señaló.
Afirmó el doctor Rengifo que, pesar de ser un hospital nivel dos, no tienen ni siquiera un equipo de rayos x y solo operan con una ambulancia porque las otras están defectuosas.
De Blu Radio
 
Top