GuidePedia

Con la pandemia de COVID-19 los servicios religiosos han tenido que tener modificaciones. 

En la provincia de Misiones, desde el miércoles se autorizó a los distintos cultos a reabrir sus templos para recibir a la feligresía siempre y cuando se cumpla un riguroso protocolo de seguridad que garantice el distanciamiento social, entre otras cosas. La imagen de un sacerdote bautizando a un niño con una pistola de agua se viralizó este domingo afirmando que el hecho se dio en una parroquia de Cerro Azul. Sin embargo, ese dato fue desmentido por el párroco Héctor Weller.
En la foto en cuestión,  el sacerdote utilizó una pistola de agua para bautizar a un niño.  En la imagen también se ve a una mujer que sostiene a un pequeño, mientras el cura a aproximadamente metro y medio de distancia le rocía el agua.
La fotografía se ha vuelto una sensación y hasta tiene varios montajes que la misma gente de Internet ha creado. Y   aparece en sitios rusos, mexicanos, asiáticos y españoles.
odavía no se sabe dónde ocurrió el bautismo.
Lo que sí se sabe es que no es el único sacerdote que usa ese poco tradicional método para asistir a los fieles. Hay varias imágenes similares en todo el mundo.
Borja Guador, párroco de una iglesia de Badajoz, ha ideado un método similar para ahorrar tiempo. El cura compró una pistola de plástico, la llenó con agua bendita y realizó bautismos al por mayor.  Con ese método asegura el párroco poder bautizar una media de 100 personas al día, ya sean niños y niñas.


En Estados Unidos, el cura Tim Pelc tomó una medida similar a la de sus colegas en las pasadas Pascuas.
La parroquia en su página de Facebook dijo: «Adaptándose a la necesidad de distanciamiento social, la parroquia de San Ambrosio continuó con su tradición de bendición de canastas de comida de Pascua, al estilo de autoservicio», y confirmó que Pelc era el cura que protagonizó la curiosa bendición: «Sí, ese es el padre Tim usando una pistola de agua llena de agua bendita».
 
Top