GuidePedia

Esta vez se trata de una enfermera vinculada al Hospital de Meissen, en Ciudad Bolívar. ¡Otra vez! Obligaron a enfermera a bajarse de un bus por llevar su uniforme.

Su nombre es Patricia Castañeda, quien trabaja en el área de urgencias y se encarga de almacenar las pruebas de COVID-19 en el centro asistencial.
La mujer denunció por medio de sus redes sociales que, en la noche del sábado, cuando se dirigía al puesto de trabajo, fue víctima de una agresión por parte de dos personas.
“Fui agredida por dos personas, recibí su agresión por ser funcionaria de la salud, da tristeza y da dolor que el solo hecho de prestar un servicio, otras personas, por ignorancia, tomen estas decisiones”, dijo Castañeda.
A esta trabajadora de la salud le da mucha tristeza pensar que su gremio sea considerado un peligro para la sociedad.
“Veía a mis compañeros cuando publicaban el maltrato, la agresión, pero nunca pensé que esto fuera a sucederme a mí. Espero que la gente tome conciencia, que nosotros merecemos respeto”, finalizó.

 
Top