GuidePedia

José Olmer Correa Corrales, jefe de la Oficina de Control Interno del municipio de San Vicente del Caguán, le envió un oficio al procurador regional en Caquetá, Germán Alexander Almario Díaz, en el que le solicita respetuosamente se investigue la conducta de los funcionarios y contratistas de la Alcaldía Municipal, incluido el mandatario local, Julián Perdomo, por una supuesta violación a la cuarentena y, de paso, a las medidas sanitarias decretadas por el Gobierno Nacional para contener el Coronavirus.
Esto, en razón a que el burgomaestre y sus subalternos, junto con el Notario, estuvieron en días pasados celebrando el cumpleaños de Perdomo en un reconocido establecimiento comercial de la localidad. De hecho, se elaboraron 18 comparendos, de los cuales 16 son de funcionarios y contratistas allegados al Alcalde.

“Se pudo establecer que no se hicieron la totalidad de comparendos a todas las personas que se encontraban en el sitio en donde había presencia de otros funcionarios públicos que aparecen en las grabaciones; por ende, es preciso establecer las identidades de dichas personas y tomar las medidas correspondientes”, explica Correa Corrales en el documento enviado al Ministerio Público en poder de esta casa editorial.
Así mismo, explica que su oficina estudió los vídeos que aportó como prueba de la conducta de las personas involucradas y, aparentemente, pudo identificar al Secretario de Infraestructura, el jefe de la Oficina de Planeación, al Asesor Administrativo, la Asistente del Alcalde, el hijo del burgomaestre y una menor hija de un Concejal, entre otros.
“Lo anterior para notificar al ente correspondiente para que se tomen las medidas de índole disciplinaria, si así lo consideran conveniente, de acuerdo a la Ley 734 de 2002 en la que se expide el Código Disciplinario Único”.

Fuente: caquetaaldia
 
Top