GuidePedia

Día  a día, a las 6 de la tarde, el jefe de Estado conduce un programa en el que explica, junto con su equipo de gobierno y expertos, las medidas que se han ido tomando para enfrentar la pandemia.

En apenas tres meses, el mandatario ha realizado más de 100 programas de este tipo, que además en un principio eran retransmitidos en vivo por los principales medios de comunicación.

No obstante, desde la oposición consideran que este programa se ha convertido en “politiquería”, por lo que pidieron no seguirlo realizando.

"El Presidente no dice absolutamente nada ni técnico, ni científico. Es una abierta intervención politiquera, sin ética; es un detrimento patrimonial. Debe suspenderse esa intervención, y darse a la oposición el derecho a replicar", aseguró el presidente de la colectividad y actual concejal por Bogotá, Álvaro Argote.
Hay que aclarar que si bien el estatuto de la oposición les permite a los partidos contrarios al Gobierno hacer réplicas, estas deben ser únicamente cuando se trata de alocuciones presidenciales, en las que se interrumpe la programación de los canales, lo cual no ocurre con el espacio que conduce Duque.

En consonancia con Argote, el senador Iván Cepeda, del mismo partido, calificó el programa de Duque como “abusivo”.

“Estamos ante un uso abusivo del Presidente de los canales y medios de comunicación, para realizar anuncios que no tienen, en su mayoría, ninguna relevancia”, señaló el congresista de la izquierda.

El 24 de marzo, cuando arrancó formalmente con su programa, el jefe de Estado tuvo un rating de 3,4 puntos, pero a mediados de junio la medición bajó a 1,7 puntos. Es decir, la audiencia cayó a la mitad.

Lo que sí se debe reconocer es que, como lo expresó Patricia Muñoz Yi, docente de ciencia política de la Universidad Javeriana, “el Ejecutivo ha sido la rama del poder público que más se ha mostrado en la crisis” y así lo muestra el programa de Duque
 
Top