GuidePedia

 Las redes sociales están conmocionadas con la historia de Benito, un pequeño perro que ha demostrado amor y fidelidad a su dueña a pesar de que ya falleció.

Se trata de un pequeño canino de seis años que fue adoptado por Johana dos años antes de morir y con quien compartió momentos únicos.

La joven mujer falleció luego de luchar con una penosa enfermedad en el 2016 y Benito no la olvida, es más, ama visitar su tumba en el cementerio.

La historia fue compartida por Belén, hermana de Johana, quien publicó un video donde se ve al perro subirse a un carro y mostrarse emocionado cada que llega a la tumba de su amada dueña.

Moviendo la cola a varias revoluciones por minuto, el perro espera que abran la bóveda donde está ‘Joha’, para luego subirse encima de su ataúd y dormir sintiéndola cerca.

“Joha es mi hermana, falleció hace 4 años y él es Benito, su mascota, que la acompaño sus últimos dos años de vida y lo sigue haciendo hasta hoy”, dijo Belén en Twitter.

 
Top